15 marzo 2005

Amaranta

Rubios, pulidos senos de Amaranta, por una lengua de lebrel limados.

Pórticos de limones, desviados por el canal que asciende a tu garganta.

Rojo, un puente de rizos se adelanta e incendia tus marfiles ondulados.

Muerde, heridor, tus dientes desangrados, y corvo, en vilo, al viento te levanta.

La soledad, dormida en la espesura, calza su pie de céfiro y desciende del olmo alto al mar de la llanura.

Su cuerpo en sombra, oscuro, se le enciende, y gladiadora, como un ascua impura, entre Amaranta y su amador se tiende.



Rafael Alberti

2 Comments:

At 1:34 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me gusta el verde limon del blog... vas evolucionando poco a poco :P

Aprovecho para publicitar el lavado de cara de http://www.jandro.org

 
At 3:08 p. m., Blogger Dani said...

pero que es esto??? aprovechando los comentarios para publicitarse???? Esta hazaña es digna del señor Velo...

 

Publicar un comentario

<< Home